Donar i Rebre Reciprocitat Conscient

L’altre dia, mirant una comèdia romàntica d’aquestes per a “no pensar”, vaig sentir una frase que em va inspirar, així que l’efecte va ser ben diferent, ja que em va portar a reflexionar i escriure aquesta entrada: “Estimar i ser prou valent per deixar-se estimar”.

piedras-en-equilibrio-485x322No és estrany sentir frases com: “És que jo ho he donat tot… He donat molt més del que he rebut… M’he donat al 100%… referint-nos a relacions, ja siguin de parella, amistat, familiars, laborals, etc. La sensació que sembla que hi va ímplicita és la de que no hi ha hagut equilibri i que aquesta manca ens ha fet desgastar-nos, i potser, fins i tot, deixar-les anar.

Aquestes relacions configuren una mena d’engranatge, on totes les peces es connecten i unes sense les altres no podrien fer que el motor funcionés ja que totes tenen una posició en relació a les demés i viceversa. Tant si hi ha equilibri com si no, cada peça té una influència en aquest efecte, ja sigui donant molt o poc, rebent molt o poc, o donant i rebent per igual.

Aquestes posicions tenen a veure amb els patrons que hem aprés, en els entorns més propers, de manera que sovint, quan hi posem atenció, ens adonem que es repeteixen en altres relacions i aspectes de la nostra vida.

treeQuan aquestes sensacions de desequilibri emergeixen, esdevé útil preguntar-nos sobre la nostra part, sobre allò que està influint en aquest engranatge, agafant perspectiva i observant el sistema. Per exemple, si tenim la sensació que donem molt més del que rebem, podem preguntar-nos si realment és així o és que no som conscients de quan estem rebent; també com ens sentim en ambdues posicions (donant i rebent); o si estem creant un espai per a que l’altra persona pugui donar o l’estem ocupant. Les sensacions de desequilibri acostumen a reproduir-se en les diferents peces de l’engranatge (ja sigui de manera conscient o inconscient), així que tan ho pot sentir el que sent que dona massa, com el que sent que rep massa. 

Per a que la reciprocitat emergeixi, cal que totes les peces de l’engranatge estiguin posicionades tan per a rebre i com per a donar. I de vegades, tot i que sembli estrany o contradictori, precisament el gran repte suposa aprendre a rebre, tal com diu la frase de l’inici.

Per a inspirar-nos, la natura ens regala meravellosos exemples d’aquest fenomen, per exemple en la relació de l’arbre amb la terra, un i altre es nodreixen d’aquesta relació, un i altre reben i donen dansant al ritme d’aquesta reciprocitat.

El Poder del Vínculo

La palabra vínculo viene del latín vinculum (cadena, atadura). No resulta extraño entonces que frecuentemente asociemos este concepto con imágenes como esta: cuerdas, hilos, cadenas, redes, etc. Estas representaciones suelen mostrar la complejidad de este fenómeno tan vital y fundamental, que nos mueve a nacer, a relacionarnos, a crecer y, en definitiva, a vivir.

Los lazos pasionales son los primeros que se integran en nosotros a través de nuestra creación, y se van desarrollando a lo largo de la gestación y en el momento clave de nuestro nacimiento, a partir del cual se irán transformando, ampliando y volviendo cada vez más y más complejos como consecuencia de nuestra naturaleza y la de los sistemas de los que formamos parte. Al final de nuestra vida habremos tejido un número incalculable de vínculos, directos e indirectos, que formaran la gran red de nuestra vida.

rope-667302_960_720El vínculo nos permite saber que existimos, empezando por la interacción con nosotros mismos y siguiendo por las demás personas, cosas, energías, etc. Según un estudio que recogía lo que pensamos y sentimos habitualmente antes de morir, señalaba el hecho de haber mostrado a nuestros seres queridos más frecuentemente el amor y la estima, reforzando así nuestros vínculos más cercanos e intensos.

Así pues, no es casualidad que la sensación de vinculación sea una de las motivaciones más primarias y emocionales del ser humano, y que esté presente durante toda nuestra vida como el motor que hace que funcione todo lo demás. Cuando se forja el vínculo, empiezan a pasar cosas, nos movemos, creamos, construimos y todo lo demás emerge. Este momento marca un antes y un después, ya no hay vuelta atrás una vez activamos la interacción.

Sin embargo, si que es flexible la manera en que lo hacemos, es decir, nuestra forma de vincularnos, ya que surge del aprendizaje que empezamos de forma muy temprana, y se va desarrollando a lo largo de nuestra vida. Se trata de patrones que utilizamos porque nos son útiles, que nos permiten vincularnos como queremos y escogemos en este momento.

A veces, estas estrategias que pueden parecer casi automáticas nos dejan de ser útiles, ya que nos hacen sentir en desequilibrio, con cargas, culpas o sencillamente ya no nos apetece relacionarnos de esta forma. En este momento, podemos plantearnos un cambio, una redefinición de estos patrones que nos permita estar más a gusto con nosotrxs mismxs, con los demás y con el mundo. De forma que empecemos a tejer la red de forma consciente y coherente.

No sólo utilizamos el concepto de vínculo para referirnos a las relaciones entre personas, sino también con las cosas, con las energías, la vida, etc. Por ejemplo, podemos preguntarnos: ¿Qué tipo de vínculo tengo con el dinero? ¿Cómo me relaciono con la vida? ¿Y con el amor? Podemos imaginar que estas cosas/energías son como personas, para que nos resulte más fácil saber como está la relación con ellos.

La película Náufrago muestra la importancia del vínculo, de una forma tan surrealista como a la vez emocionante que nos conmueve hasta lo más profundo, ofreciéndole al protagonista (Tom Hanks) la posibilidad de poder compartir la experiencia de naufragio con alguien o en este caso, con algo (Wilson) dándole sentido al momento y a su existencia.

Prestando atención al vínculo, podemos darnos cuenta de muchas cosas que si miramos hacia otros lados no vemos. Y cuidando estos vínculos podemos generar grandes cambios que de otra forma nos resultaría más complicado, ya que algo tan natural y esencial nos permite conectar a unos niveles realmente profundos. De hecho, parece que el mundo está pidiendo a gritos este cambio de mirada que se enfoca en la relación y en la conexión como el motor de todo lo demás. Se trata de un volver a los orígenes, a conectar con nosotrxs mismxs, unos con otros, a nivel de sociedad, comunidad, región, país, continente, mundo… y así hasta llegar al universo.